POR EL MUNDO, TANUGARCIA

¡Cambié mis planes por Lima!

¡Así como les digo! Lima me sorprendió tanto, que decidí alargar mis días para disfrutar un poco más de la “Ciudad de los Reyes”,  capital gastronómica de Latinoamérica y segunda ciudad más grande del mundo ubicada en un desierto.

 Vamos desde el comienzo: 

 Mi viaje comenzó en la Ciudad de México, en un vuelo nocturno de Aeroméxico que salía a las 12 de la noche y llegaba a las 7 de la mañana al aeropuerto de Lima (en algunas épocas del año tenemos una hora de diferencia, por lo que en realidad fueron 6 horas de vuelo).

¿Dónde cambiar dinero?

Una vez que llegamos, nuestro primer objetivo era cambiar Dólares por Soles, moneda oficial de Perú. Pues decidimos hacerlo dentro del aeropuerto. Y aquí va mi primer consejo: no cambies todo aquí, porque la cotización es mejor en otros lugares.

¿Que medio de transporte usar en Lima?

Habíamos investigado que Uber estaba operando en la ciudad, así que decidimos pedir uno para llegar hasta el hotel. Nos sorprendió que al salir un millón de taxistas se nos acercaron para ofrecernos el servicio de traslado. Eso sí, no me pareció una buena opción. Es muy difícil distinguir los taxis oficiales, porque no llevan un color específico sino que son autos particulares. No me dio seguridad, por lo cual, optamos por lo que ya conocemos y te recomiendo hacer lo mismo.

Para moverse dentro de la ciudad, existe el metropolitano (un metrobus) que cuesta 1,50 soles y es una excelente alternativa para ir a los sitios turísticos.

¿Qué visitar en Lima?

Voy a confesar: En nuestro plan de viaje, Lima era simplemente nuestro lugar de paso para ir luego a Cusco, al famoso Machu Picchu y finalmente llegar al Lago Titicaca. Pero una vez estando allí, fuimos sorprendidos. Lima fue más de lo que esperábamos. Si tengo que describirlo en pocas palabras diría: “Destino para comer como los dioses, con un centro histórico precioso y una ciudad donde verás historia, arte, cultura y modernidad. Y por si fuera poco, paisajes inolvidables frente al mar.”

 Al final, son ingredientes perfectos para un buen viaje ¿no?

Los puntos turísticos se ubican en 3 zonas, las cuales son también opciones de hospedaje: 

1) Miraflores

Es un distrito de Lima ubicado en frente del Océano Pacífico. Se caracteriza por ser una zona moderna, llena de restaurantes y un malecón frente al mar. Habíamos leído que era la zona mas elegida para hospedarse, y por eso decidimos quedarnos allí.

En esta zona, disfrutamos mucho de pasear admirando el estilo arquitectónico moderno y conocer algunos lugares típicos como:

  • Larcomar: un centro comercial ubicado en una excavación frente al mar, donde se pueden disfrutar vistas increíbles. Nosotros comimos en un restaurante que se llama Tanta, donde venden comida típica peruana.
    Por cierto, los reto a encontrar un lugar donde la comida en Perú no esté buena. ¡Qué manera de comer en todo el viaje! Mi recomendación de platillo: El lomo saltado (ver foto abajo jeje).


  • El Parque del Amor: uno de los espacios verdes más pintorescos de Lima. Se ubica en el malecón de Miraflores, y un buen horario para visitarlo es al atardecer, cuando el sol se está escondiendo y se puede apreciar el bello paisaje del Océano Pacífico. En el centro del parque, hay una escultura llamada “El Beso” de un artista peruano.


  • Tiendas de artesanías: Yo enloquecí con los tejidos. Son especialistas en combinar colores y, después de recorrer varios sitios de Perú, me di cuenta que los mejores precios estaban allí. Por lo cual, fue una buena opción dejar para el último día de viaje, las compras. Hay varios mercados bastantes grandes y están uno al lado de otro. Así que puedes dedicar una tarde a estar allí. Eso sí, cierran temprano, por lo cual hay que revisar el horario antes de ir.

2) Barranco:

La zona más bohemia y colorida de Lima. Me encantó. Tan mágica que vale la pena dedicarle varias horas. Hay muchísimos bares, restaurantes, casas coloniales, centros culturales, tiendas de diseño y algunos museos. Para hospedarse hay muchos hostales y airbnb. Tiene mucho ambiente de día y de noche.

Cuando vayas, no olvides visitar el Puente de los Suspiros, un romántico puente de madera, donde según la tradición hay que pedir un deseo en un extremo y, para que se cumpla, se deberá atravesarlo conteniendo la respiración. Al final del mismo, se encuentra la famosa Iglesia “La Ermita”.

Debajo del puente está la ​”Bajada de los Baños” por donde antiguamente bajaban los pescadores hacia la playa. Es un recorrido lindo para llegar hasta el mar, apreciando pintorescas casitas coloridas restauradas y convertidas en restaurantes.

3) Centro Histórico de Lima:


Una de las cosas más bonitas de viajar es que uno va con la mente abierta y predispuesta a aprender. Todo Perú es un libro abierto. Visitar el centro de Lima es conocer parte de la historia, porque sus calles son como un museo abierto.
Lima fue llamada “Ciudad de los Reyes” por ser la urbe y capital más importante de los dominios españoles en América del Sur hasta mediados del siglo XVIII. Por eso es que conserva joyas arquitectónicas, la mayoría concentradas en la Plaza Mayor o Plaza de Armas donde se puede visitar: el Palacio de Gobierno, la Catedral de Lima, el Palacio Arzobispal, el Palacio Municipal y el Club de la Unión. Muy cerca se encuentra la Plaza San Martín, también un imperdible del centro histórico.

 

Mi visita a Lima duró en total 3 días. Fueron suficientes para visitar éstos lugares, dedicarles tiempo, comer delicioso y repetir de día y de noche los puntos turísticos. Hice un turibus desde el centro que no recomiendo mucho porque van a toda velocidad y no se entiende nada.

Por último:

¿DÓNDE ALOJARSE EN LIMA?

En mi viajé probé 2 hoteles ubicados en Miraflores: Hotel Mariel y Hotel Habitat. Ambos recomendados porque están a buen precio, son modernos, y tienen excelente ubicación. Desde allí nos movimos hacia Barranco y al Centro Histórico sin problema.

Espero que hayan disfrutado de este post como yo haciéndolo. Se viene lo mejor: Cusco, Machu Picchu, mis recorridos en tren y mi visita al Lago Titicaca. Les recomiendo suscribirse para que estemos en contacto. Y por favor, si creen que otros viajeros quisieran conocer Lima, ¡Compartan el post! Un beso grande.

2 comentarios en “¡Cambié mis planes por Lima!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s