POR EL MUNDO, TANUGARCIA

Todo sobre mi viaje a Cusco: Dónde comer y qué visitar

Antes de visitar Cusco, ya sabía que estaba enamorada de esa ciudad. Capital del Imperio Inca, Cusco es la puerta de entrada al Machu Picchu. Sus estrechas calles, guardan tanta historia como encanto. También llamada “la Roma de América”, es un destino obligado para visitar en Perú. Hoy te cuento todo sobre mi viaje: Te recomiendo lugares para comer y visitar.

IMG_0481 (1)

La imaginaba bonita, incluso preciosa. Pero jamás pude sentir la magia que ese lugar emana hasta estar allí. ¡No les miento! Las casas coloniales, calles empedradas, su historia, arquitectura y gastronomía, convierten a Cusco en una de mis ciudades favoritas.

Vamos desde el principio:

Organicé mi viaje para estar 3 días en la “Roma de América”. Creo que, aunque fue suficiente, un día más me hubiera encantado. ¿Por qué? Básicamente, porque un día se dedica completo al Machu Picchu (lee sobre esta maravillosa experiencia aquí). Por lo cual, para estar allí y conocer a fondo la mágica ciudad, quedan dos días y hay mucho por recorrer.

IMG_0783

Al llegar a Cusco, dejamos nuestras maletas y, después de tomar un té de coca para aclimatarnos con la altura, salimos a descubrir esta prometedora ciudad. Nos dirigimos hacia la Plaza de Armas, que durante la época de los incas fue secada y transformada en un centro administrativo, cultural y religioso. Es asombroso caminar por las calles y descubrir un lugar donde se fusionó la arquitectura andina e hispana:  a simple vista se pueden apreciar las edificaciones con bases de piedra (restos de antiguos edificios incas) sobre las cuales se levantan casas e iglesias coloniales. Es algo único en el mundo. 

Al llegar a la Plaza de Armas, encontramos algunos de los tesoros de Cusco: una enorme explanada rodeada de la Catedral, la Iglesia de la Compañía de Jesús, el Museo de Arte Religioso, y el Convento e Iglesia de la Merced.  También están algunos restaurantes y tiendas de artesanías. Fascinados por la belleza de las construcciones, decidimos que era un buen momento para tomarnos un café en los típicos balcones cusqueños y dedicar un tiempo para admirar una de las plazas más bonitas que hemos conocido. Esta simple experiencia, quedó guardada como uno de los mejores recuerdos del viaje.
Elegimos los balcones del restaurante “Entre Calles“.

IMG_0843IMG_0850IMG_0750

Ya que estamos, les cuento que ese restaurante me pareció una excelente opción y por eso regresamos otra vez, por el plato estrella de Perú: un lomo saltado exquisito.

IMG_0479 (1)

Pero lo más interesante de Cusco es su historia (además de su exquisita comida, por supuesto). Es recomendable conocerla a través de sus circuitos de iglesias y museos. Eso te tomará un día  completo, y parte de otro.
Todo está tan organizado, que no es necesario contratar ningún tour. Es simple, hay 2 boletos: El del circuito religioso y el turístico
La verdad, conviene comprarlos, porque pagar cada lugar por separado termina saliendo más caro (en el caso de los museos, directamente no se puede). Asimismo, es una forma de organizarte los puntos importantes para visitar. ¡Cómpralos a ambos antes de empezar el recorrido, para ir intercalando según la cercanía!.
#TIP: Es importante que revises los horarios de museos e iglesias, porque cierran temprano.

A parte de esto: se paga para visitar el Convento de Santo Domingo Qoricancha y la Iglesia Compañía de Jesús. Sí, nada es gratis en Perú. (Hasta mi foto de portada, con las hermosas llamas y mujeres cusqueñas costó algunos soles jeje).

Mis recomendaciones de cada circuito son: 

A) Boleto del Circuito Religioso: Puedes comprarlo en cualquiera de las iglesias. Yo lo hice en la Catedral y allí empecé el recorrido. Cuesta 30 soles y tiene una vigencia de 30 días. Incluye la visita a seis iglesias.

Mis favoritas fueron:

    1. Definitivamente la Catedral, que es una joya arquitectónica. Además, por casualidad nos enteramos que había audioguías incluidas con el boleto, que vuelven el recorrido mucho más entretenido y didáctico. (No olvides pedirlas, porque de otro modo, no lo ofrecen).
    2. Convento de Santo Domingo Qoricancha: ¡Cuánta historia en este lugar! La estructura colonial de la Iglesia y Convento de Santo Domingo, tiene como base los cimientos y muros originales del Templo inca Qoricancha, nombre con el que se llamaba al Templo del Sol. Es un lugar perfecto para comprender la historia de Cusco. Aunque no se incluye en el circuito religioso ni turístico, es un imperdible.
  1. Templo de San Cristóbal: Es el único que está un poco más alejado del centro. Hay que subir escaleras y teniendo en cuenta la altura de Cusco, llegamos con la lengua afuera. Pero una vez estando allí, entendimos que había valido la pena el esfuerzo. Apreciar el atardecer desde lo alto, fue una experiencia hermosa.IMG_0934

B) Boleto turístico: Puedes comprar el boleto integral (130 soles – vigencia de 10 días) o el boleto parcial  (70 soles – vigencia 1 día). Yo compré este último que incluye la visita a:

– Museo Histórico Regional
– Museo de Arte contemporáneo
– Museo de Arte Popular
– Museo de Sitio de Qorikancha
– Centro Qosqo de Arte Nativo (evento de danzas típicas de la región de Cusco, todos los días a las 8 pm)
– Monumento al Inca Pachacutec

Definitivamente los imperdibles son: el Museo de Arte Regional y el Museo Sitio de Qoricancha (que se encuentra al lado del Convento Santo Domingo Qoricancha). Ambos explican de forma muy didáctica la historia de Cusco, con piezas pre-incas, incas y coloniales. 

¿Lo que más me llamó la atención de esas visitas? Descubrir que los incas fueron unos verdaderos genios de la arquitectura, caracterizada por la sencillez de sus formas, la perfecta simetría, y por buscar que sus construcciones sean armónicas con el paisaje. De ese modo, levantaron muros enormes, utilizando bloques de piedra que encajaban a la perfección.

 


Además de esas visitas, hay muchas excursiones que van a ofrecerte. Pero te recomiendo hacerlas, una vez que hayas hecho estos recorridos.

En Cusco hay muchísimas opciones para comer. Dudo que te equivoques al elegir, porque si hay algo que tienen claro en Perú es la gastronomía. Pero si tienes dudas, mis recomendaciones son:

Greens: Muy cerca de la Plaza de Armas, con unos balcones preciosos. Las pastas, una delicia.
La Ostería: Ideal para cenar comida italo-peruana, en un lugar calentito y acogedor.
Rúcula: Para los amantes de comida orgánica o fan de los jugos naturales.
Calle del Medio: Las mejores vistas de la Plaza de Armas.

 

Pronto les dejaré los datos de dónde me alojé en Cusco, cómo llegar, y algunos otros datos que pueden interesarles. Además, ya puedes leer sobre qué hacer con el mal de altura, algo temido por los turistas que visitan la ciudad. ¡No olviden suscribirse! Así estaremos en contacto. ¡Hasta la próxima!

4 comentarios en “Todo sobre mi viaje a Cusco: Dónde comer y qué visitar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s