TANUGARCIA

¿Por qué Tulum está de moda?

Conocido como el destino eco-chic de la Riviera Maya, Tulum se ha convertido en el destino preferido de muchos turistas. Pero, ¿Qué tiene de especial este lugar?

 

IMG_0953

 

Llegué como muchos viajeros, incentivada por las espectaculares fotos de la red social del momento: Instagram. Basta poner el hashtag #Tulum para encontrarse con lo que parece ser el destino perfecto.

Decidí que tenía que comprobar por mí misma qué tan real era. Y así fue que planifiqué un fin de semana en este destino paradisíaco.

Primero que nada, hay que aclarar que hay 3 sitios a los que se pueden llamar Tulum:

-Por un lado, la zona arqueológica, con las famosas ruinas mayas situadas al lado del mar Caribe. Diariamente es visitada por cientos de turistas desde ciudades cercanas como Playa del Carmen, Cancún, entre otras. Realmente vale la pena conocer este lugar único en el mundo. Si quieres conocer un poco de este lugar, te invito a leer: “Esta playa es un verdadero paraíso”. 

14c379_f1997a7fdd9a4318bf815f093a3db9f7mv2_d_5184_3456_s_4_2

-Después, está el centro de Tulum, un pequeño pueblito que creció al lado de la Carretera 307, en el que se encuentran almacenes, supermercados, algunas opciones de alojamientos económicos, restaurantes, tiendas de artesanías y la estación de autobuses.

-Pero el lugar que está de moda, no es ninguno de los anteriores. Quien decide hospedarse con el mayor confort y calidad, rodeado por la madre naturaleza, lo hace en una zona exclusiva, llena de hoteles boutique, restaurantes con los mejores chefs y un ambiente bohemio pero de lujo a la vez. A esa zona se la conoce como Zona Hotelera. 

Ahí es donde elegimos nuestro hotel: Punta Piedra Tulum. Con tan sólo 5 habitaciones y un aire vintage, este alojamiento invita a conocer una nueva forma de viajar. Se encuentra en la costa, casi tocando el mar. Cuenta con una piscina pequeña, un restaurante con salida hacia la calle principal y un mirador hacia la costa de Tulum. Utilizan paneles solares y energía eólica. No tienen televisión, teléfono ni secador de pelo. La idea es volver a encontrarse y estar en pleno contacto con la naturaleza.

IMG_7963IMG_7991IMG_7993.jpgIMG_8002

Casi todos los hoteles de la zona se autodenominan ecológicos, amigos del medio ambiente, y es por eso que muchos prescinden de servicios como aire acondicionado. Nosotros elegimos este hotel que, aunque sigue la idea del resto, brinda ese servicio que nos parecían importante para estar al lado del mar y con altas temperaturas. ¡Ojo! esto no significa que se vea relacionado con el precio, ya que como muchos sabrán, en esta zona se encuentra uno de los hoteles más caros (Azulik), con precios desde 650 dólares la noche, en habitaciones que no cuentan con esos servicios.

Entonces, resumiendo hasta aquí: Tulum se puso de moda por ir un poco en contra de lo que cualquiera puediera creer. Se enfocó en un consumidor que está dispuesto a pagar más por estar en pleno contacto con a naturaleza y viviendo el “salvajismo” de la Riviera Maya.

Segundo atractivo de la zona: su excelente gastronomía. 

Déjenme empezar este apartado diciéndoles que fue en uno de los lugares de la zona donde dije: “Este es el mejor restaurante donde he comido en toda mi vida”. Soy una amante de la gastronomía mexicana y de visitar, cada vez que puedo, un restaurante diferente. Sin embargo, me sorprendió la originalidad de los platillos, que no tienen nombre, sino sabor. Y el entorno que lo rodea no es ni más ni menos que la selva, música al tono, un servicio exclusivo, un aire bohemio y ambientación deslumbrante.

IMG_7974IMG_7970IMG_7969IMG_7967IMG_7978

Ya que descubrí que la gastronomía parecía el punto más fuerte de la zona, decidí experimentar varias opciones, de las cuales les dejo mi recomendación:

Arca: Es el mejor valorado por los turistas en la zona. Sabores exóticos, preparaciones únicas. El servicio es admirable. Los meseros describen los platos como una obra de arte. El lechón, es el preferido de los comensales, aunque vale aclarar que todo está exquisito. Conclusión: ¡Una experiencia inolvidable!

Casa Jaguar: Un lugar mágico y con personalidad. El ceviche de nopales, cilantro y aguacate fue mi entrada favorita. Ideal para una cena íntima con amigos, pareja o familia.

Gitano: Ideal para sumergirse en los sabores mexicanos, en un ambiente de jungla, luz tenue y música relajante. Si quieres tomar algo, tienen un salón exclusivo para disfrutar de exquisitos tragos y buena música. El humus de chocolate fue mi postre favorito.

Nina, Cocina de Fuego: No es de los más populares, pero como la comida también estuvo riquísima quise dejarles la recomendación. El pulpo a la gallega lo hacen delicioso. Puede ser una opción para comer, ya que muchos de los restaurantes abren sólo por la noche.

Casa Mateo: Conocido por tener un ambiente un poco más divertido: de tragos, música y buena comida. Sus llamativas y delicadas luces rojas lo distinguen en la avenida. Ideal para ir en plan relajado, a comer platos típicos como unos tacos, pero con ingredientes de alta calidad.

Precios aproximados en 2018: una botella de agua, cuesta alrededor de 60 pesos mexicanos, una copa de vino alrededor de 160 pesos mexicanos, entradas (primer plato) desde 180 pesos y platillos desde 400. La idea de estos restaurantes, es que se pidan platos al centro y que todos los comensales prueben un poco de los diferentes sabores. Eso hicimos nosotros y fue una excelente decisión.

Además de la buena gastronomía, no podía faltar el diseño de ropa con estilo original, exclusivo y un aire “étnico” realizado con telas de alta calidad, a un precio considerable. Pero más allá de realizar compras, llama la atención la presentación y ambientación de las tiendas. Pareciera que están diseñadas con los mejores arquitectos y que cada detalle fue pensado. Un lujo darse una vuelta por ellas y admirar la delicadeza de cada uno de los detalles.

IMG_7990IMG_7988

Buena gastronomía, ropa de diseño, hoteles boutique.. pero, algo falta ¿no?

Pues claro: galerías de arte, entre ellas la mas conocida (y fotografiada), famosa en Instagram, Ik Lab. Visitarla, hoy en día, es un imperdible.
El diseño del lugar es único, la experiencia de entrar descalza lo hace más especial aún. Las exhibiciones cambian cada 5 meses y todas las obras están a la venta. La entrada es libre y está abiertas hasta las 12 de la noche.

IMG_7961IMG_7962IMG_7959

Ahora: ¿Vale la pena? ¿Los precios son elevados? ¿Por qué debería visitar esta zona?

La respuesta es: si te gusta la onda bohemia, chic, hippie, étnica o como te guste llamarle, te va a encantar. Si eres amante de la buena gastronomía (y estás dispuesto a pagar por ella), también te gustará. Si vas con un presupuesto reducido, puede que te cueste disfrutarlo porque TODO es un poco más caro que en el resto de la Riviera Maya. Hasta los taxis, tienen un costo mínimo de 80 pesos por trayecto.

Actualmente, el sargazo es un factor que ha perjudicado esta zona, porque el turquesa del mar era el condimento perfecto para todo los descrito en este artículo. Pero, recuperándose el mar, Tulum tiene mucho para ofrecer, a este nuevo consumidor que quiere una mezcla entre lo exótico y lujoso.

Recuerden que si quieren seguir mis viajes, pueden hacerlo a través de Instagram. En las historias destacadas, pueden ver cada uno de los lugares que visité, dónde me alojé y algunas recomendaciones.

IMG_1083

 

3 comentarios en “¿Por qué Tulum está de moda?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s